loader image

Identificación de Patrones para la Ordenación Urbanística mediante Redes Neuronales

F.J. Abarca-Álvarez (2011). Identificación de Patrones para la Ordenación Urbanística mediante Redes Neuronales. Hacia la Ordenanza-Red.
Serie Geográfica

F.J. Abarca-Álvarez (2011). Identificación de Patrones para la Ordenación Urbanística mediante Redes Neuronales. Hacia la Ordenanza-Red.
Serie Geográfica

La Ordenanza como pieza de enlace entre el proyecto urbano y la arquitectura, debe adoptar compromisos tanto con los conceptos netamente urbanos como con los más arquitectónicos, estableciendo patrones de relación o red entre ellos. Frente a lo estacionario de las ordenanzas urbanas convencionales, que habitualmente se quedan desfasadas en el mismo momento de su formulación, se explora una vía de trabajo basada en la retroalimentación del cuerpo normativo mediante la introducción dinámica tanto de las preexistencias como de las transformaciones generadas en el propio marco de la ordenanza. Denominaremos Ordenanza-red a esos patrones de red o relacionales. La adecuación de cada propuesta a la Ordenanza-red irá desarrollando un marco normativo capaz de evolucionar que estará generado desde lo global como oposición a lo particular y accidental. Será preciso por tanto la búsqueda de las coherencias que se formalicen en patrones que agrupen y muestren las variables más representativas del ámbito seleccionado.

Mediante la representación numérica objetiva tanto de las variables que a priori se consideran valiosas o representativas como de aquéllas cuyo interés se desconoce, y su aplicación mediante una red neuronal artificial con aprendizaje no supervisado y competitivo del tipo mapa autoorganizado o SOM (Self-Organizing Map), y más concretamente la red de Kohonen, se consigue descubrir y representar de forma comprensible la estructura subyacente de las mismas.

Los resultados obtenidos son fácilmente interpretables permitiendo reconocer la agrupación en forma de patrones de los objetos arquitectónicos o urbanos representados permitiéndose la sencilla verificación de la integración o no de un nuevo edificio u objeto al conjunto de los patrones que conforman la Ordenanza-red. A estos patrones los venimos a llamar Ecotipos. Los nuevos objetos aceptados por esta norma pasarán a formar parte de la misma, integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, consiguiéndose de esa forma la retroalimentación continuada de la ordenanza. El método propuesto se conforma como un método de ayuda a la decisión y como herramienta de asistencia al proyecto de una ordenanza. Como verificación del método, se propone la realización de una Ordenanza-red en el centro histórico de Santa Fe en la provincia de Granada, comparándose los resultados obtenidos con los que el planeamiento en vigor presenta.

La Ordenanza como pieza de enlace entre el proyecto urbano y la arquitectura, debe adoptar compromisos tanto con los conceptos netamente urbanos como con los más arquitectónicos, estableciendo patrones de relación o red entre ellos. Frente a lo estacionario de las ordenanzas urbanas convencionales, que habitualmente se quedan desfasadas en el mismo momento de su formulación, se explora una vía de trabajo basada en la retroalimentación del cuerpo normativo mediante la introducción dinámica tanto de las preexistencias como de las transformaciones generadas en el propio marco de la ordenanza. Denominaremos Ordenanza-red a esos patrones de red o relacionales. La adecuación de cada propuesta a la Ordenanza-red irá desarrollando un marco normativo capaz de evolucionar que estará generado desde lo global como oposición a lo particular y accidental. Será preciso por tanto la búsqueda de las coherencias que se formalicen en patrones que agrupen y muestren las variables más representativas del ámbito seleccionado.

Mediante la representación numérica objetiva tanto de las variables que a priori se consideran valiosas o representativas como de aquéllas cuyo interés se desconoce, y su aplicación mediante una red neuronal artificial con aprendizaje no supervisado y competitivo del tipo mapa autoorganizado o SOM (Self-Organizing Map), y más concretamente la red de Kohonen, se consigue descubrir y representar de forma comprensible la estructura subyacente de las mismas.

Los resultados obtenidos son fácilmente interpretables permitiendo reconocer la agrupación en forma de patrones de los objetos arquitectónicos o urbanos representados permitiéndose la sencilla verificación de la integración o no de un nuevo edificio u objeto al conjunto de los patrones que conforman la Ordenanza-red. A estos patrones los venimos a llamar Ecotipos. Los nuevos objetos aceptados por esta norma pasarán a formar parte de la misma, integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, consiguiéndose de esa forma la retroalimentación continuada de la ordenanza. El método propuesto se conforma como un método de ayuda a la decisión y como herramienta de asistencia al proyecto de una ordenanza. Como verificación del método, se propone la realización de una Ordenanza-red en el centro histórico de Santa Fe en la provincia de Granada, comparándose los resultados obtenidos con los que el planeamiento en vigor presenta.