loader image

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Acción Contra el Hambre y GIS4tech colaboran para implementar nuevas tecnologías para una mejor respuesta ante emergencias climáticas y desastres naturales en Guatemala

Los equipos sobre el terreno de Acción Contra el Hambre trabajan en coordinación con instituciones y poblaciones locales para identificar rutas de evacuación y lugares de refugio seguros ante el riesgo inminente de desborde de ríos con grandes cantidades de ceniza.
Ya estan facilitando agua y saneamiento básico en los centros de evacuación, a los que están llegando más personas en las últimas horas.

Nuevas amenazas
No se espera que nuevas erupciones del Volcán de Fuego causen daños y víctimas como los producidos durante el primer día, ya que las comunidades cercanas en riesgo ya se encuentran desplazadas. Sin embargo, actualmente existe un riesgo creciente de lahares e inundaciones que va mucho más allá del área afectada directamente por las recientes erupciones.

Las posibles inundaciones a lo largo de la actual temporada de lluvias pueden dar lugar a la evacuación y el deterioro de los medios de vida de un número mucho mayor de personas. Municipios de cuenca baja que normalmente se han visto afectados por inundaciones severas, como las provocadas por la tormenta Ágata en 2010. “En este contexto, estamos priorizando este enfoque de preparación ante la alta probabilidad de inundaciones a corto plazo (cualquier momento a lo largo del periodo junio-noviembre)”, explica Velasco. Entre las medidas de preparación destaca conocer con más detalle que comunidades pueden verse afectadas por el desborde de ríos en los que ahora discurre una mezcla de agua y cenizas, identificar rutas de evacuación y puntos seguros donde la población puede refugiarse en caso de alerta o proteger sistemas de agua y medios de vida frente a la llegada de las aguas.

El número de personas albergadas va en aumento
El número de personas albergadas ha ido creciendo en los últimos días y ya se contabilizan ya más de 4500. “En los refugios de acogida se evidencian carencias en saneamiento considerando los estándares mínimos humanitarios de 20 personas por baño y punto de baño. Y aunque al menos en estos primeros momentos hay acceso a agua, es necesario abordar algunos temas de higiene pues a medida que el número de personas albergadas aumente el hacinamiento puede ser un problema en los próximos días”, señala Víctor Velasco, responsable del equipo de emergencia de Acción contra el Hambre, desplazado a la zona de la catástrofe. “Estamos trabajando para responder a estas necesidades mediante la instalación de sanitarios y duchas portátiles, y de puntos de lavado, así como la puesta en marcha de campañas de promoción de higiene. Por otro lado, nos estamos encontrando que el acceso a agua en las comunidades es más complicado. La cantidad de escombros y cenizas acumulados por los flujos piroclásticos ha contaminado los puntos de aprovisionamiento”.

Los medios de subsistencia, amenazados por la erupción del volcán de Fuego y el descenso de lahar y flujo piroclástico ha destruido o dañado los cultivos y el ganado, lo que ha tenido un impacto negativo en los medios de subsistencia de algunas de las comunidades más afectadas en los tres departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla. Asimismo, los flujos de cenizas y lava limitan el suministro de alimentos a las comunidades evacuadas.

La ayuda está llegando al área afectada por flujo piroclástico (y las poblaciones desplazadas), sin embargo, no así donde han caído tefra (fragmentos sólidos de material volcánico arrojado durante la erupción volcánica) y cenizas, que están afectando a los cultivos de café y maíz. “Ante esta situación estamos valorando la pertinencia de transferencias monetarias a aquellas familias o comunidades donde la cosecha se haya perdido total o parcialmente, teniendo en cuenta que el área afectada por las cenizas es notablemente mayor a la de flujos piroclásticos”, apunta Víctor Velasco.

Nuevas tecnologías para una mejor respuesta
La empresa GIS4Tech (empresa spin-off de la Universidad de Granada) y Acción contra el Hambre han trabajado de la mano en la elaboración de análisis SIG (Sistema de Información Geográfica) de la zona afectada, basados en imágenes satelitales. De esta manera se ha podido identificar qué comunidades y poblaciones del Departamento de Escuintla se encuentran en mayor riesgo de verse afectadas por lahares e inundaciones.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESE

La información de esta noticia ha sido obtenida de Acción Contra el Hambre