loader image

Generación de Ordenanzas Urbanísticas a Través de Mapas Autoorganizados

Francisco J. Abarca-Álvarez, Ángel Fernández-Avidad (2010). Generation of Downtown Planning-Ordinances using Self Organizing Maps.
10th International Conference on Design and Decision Support Systems, DDSS 2010

Francisco J. Abarca-Álvarez, Ángel Fernández-Avidad (2010). Generation of Downtown Planning-Ordinances using Self Organizing Maps.
10th International Conference on Design and Decision Support Systems, DDSS 2010

Frente a la estabilidad de las típicas ordenanzas urbanísticas, que con demasiada frecuencia quedan desfasadas en el momento de su formulación, se explora actualmente un nuevo método de trabajo. Esta innovación se basa en la retroalimentación del cuerpo normativo a través de la introducción dinámica de preexistencias y transformaciones generadas por el mismo marco que la ordenanza. La Ordenanza, como nexo de unión entre el proyecto urbanístico y la arquitectura, debe comprometerse tanto con los conceptos puramente urbanísticos como con los puramente arquitectónicos, estableciendo relaciones o patrones de red entre ellos. Será esa definición de patrón relacional o de red la que llamaremos Red-Ordenanza, y su adecuación o aproximación al mismo ordenamiento, mediante la propuesta arquitectónico-urbanística, será el marco normativo generado a partir del global, en contraste con lo particular y lo accidental. 

Será, por tanto, la búsqueda de coherencias formalizadas en patrón que confluyan y muestren los ideales y valores más representativos del ámbito seleccionado. Mediante la representación numérica objetiva de los valores considerados útiles o representativos, así como aquellos cuyos intereses se desconocen, y su aplicación a través de una red neuronal artificial, con aprendizaje no supervisado y competitivo del mismo tipo que el SOM (Self-Organizing Map ) y, más concretamente, la red de Kohonen, se descubrirá y representará de manera comprensible la estructura subyacente de los mismos datos. Los resultados obtenidos son fácilmente interpretables, permitiendo reconocer la agrupación, en forma de patrón, de los objetos arquitectónicos representados, permitiendo comprobar la integración (o no) de un nuevo edificio u objeto en aquellos patrones, que se ajustan a la Red-Ordenanza y lo que hemos venido a denominar Ecotipo. 

Los nuevos objetos permitidos por esta regla pasarán entonces a formar parte del mismo ordenamiento, integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, y realimentándose así del ordenamiento. A modo de comprobación, se propone la elaboración de una Red-Ordenanza para un sector del centro histórico de una ciudad de la provincia de Granada, con el fin de contrastar los resultados obtenidos con la propuesta de Ordenanza por parte del urbanismo. integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, y adquiriendo así retroalimentación de la ordenanza.

Frente a la estabilidad de las típicas ordenanzas urbanísticas, que con demasiada frecuencia quedan desfasadas en el momento de su formulación, se explora actualmente un nuevo método de trabajo. Esta innovación se basa en la retroalimentación del cuerpo normativo a través de la introducción dinámica de preexistencias y transformaciones generadas por el mismo marco que la ordenanza. La Ordenanza, como nexo de unión entre el proyecto urbanístico y la arquitectura, debe comprometerse tanto con los conceptos puramente urbanísticos como con los puramente arquitectónicos, estableciendo relaciones o patrones de red entre ellos. Será esa definición de patrón relacional o de red la que llamaremos Red-Ordenanza, y su adecuación o aproximación al mismo ordenamiento, mediante la propuesta arquitectónico-urbanística, será el marco normativo generado a partir del global, en contraste con lo particular y lo accidental. 

Será, por tanto, la búsqueda de coherencias formalizadas en patrón que confluyan y muestren los ideales y valores más representativos del ámbito seleccionado. Mediante la representación numérica objetiva de los valores considerados útiles o representativos, así como aquellos cuyos intereses se desconocen, y su aplicación a través de una red neuronal artificial, con aprendizaje no supervisado y competitivo del mismo tipo que el SOM (Self-Organizing Map ) y, más concretamente, la red de Kohonen, se descubrirá y representará de manera comprensible la estructura subyacente de los mismos datos. Los resultados obtenidos son fácilmente interpretables, permitiendo reconocer la agrupación, en forma de patrón, de los objetos arquitectónicos representados, permitiendo comprobar la integración (o no) de un nuevo edificio u objeto en aquellos patrones, que se ajustan a la Red-Ordenanza y lo que hemos venido a denominar Ecotipo. 

Los nuevos objetos permitidos por esta regla pasarán entonces a formar parte del mismo ordenamiento, integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, y realimentándose así del ordenamiento. A modo de comprobación, se propone la elaboración de una Red-Ordenanza para un sector del centro histórico de una ciudad de la provincia de Granada, con el fin de contrastar los resultados obtenidos con la propuesta de Ordenanza por parte del urbanismo. integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, y adquiriendo así retroalimentación de la ordenanza. A modo de comprobación, se propone la elaboración de una Red-Ordenanza para un sector del centro histórico de una ciudad de la provincia de Granada, con el fin de contrastar los resultados obtenidos con la propuesta de Ordenanza por parte del urbanismo. integrándose en el cuerpo de una nueva red neuronal, y adquiriendo así retroalimentación de la ordenanza.